Instrucciones IV

Amar y ser amada. Sin reproches ni condicionantes. Con tantas ganas que siempre te queden ganas, de más caricias, besos y llamadas.

Ver una película de esas que te hacen llorar, de bonita. Con final feliz, como en los cuentos. Leer.

Encontrar el sentido del humor. Hasta en los momentos más difíciles. Siempre puedes reirte de algo. Como si tuvieras seis años y no hubieras perdido la alegria de vivir.

Bailar a destiempo, saltar a la pata coja, correr aunque llegues el último, andar muy raro, con espasmos. Y luego quedarte em silencio.

Y dar las gracias. Con un susurro o a gritos. Para regalar un poco de felicidad. Para que te la guarden. Para cuando estes triste.

Seguir buscando. Dentro y fuera. Para explicarte y entender. Cada día un poco más.

Y también disfrutar de las cosas materiales: pintarte las uñas, una libreta bonita, un vestido rojo.

Abrazar a tu hija muy fuerte para soñar que todo es posible. Y soltarla para los suyos se hagan realidad.

No dejar de crear. Divertirte.

Lanzar millones de besos al aire. Para que llenen de amor las calles. Y nos levanten del sofá.

Foto by @mrkitt

About

Leave a Comment