Con la comida no se juega… ¿O si?

27 agosto, 2015
by wonderblog

Estoy desubicada. Sólo hace tres días que abandonamos la isla bonita y aún no me acostumbro a las obligaciones y rutinas diarias… Se acumulan las tareas pendientes en la bandeja de entrada y eso que acabamos de empezar. Supongo que es el desafío habitual de cada año, hasta que nos adaptamos a la normalidad, total no nos queda otra… Pero es que hemos pasado de despertarnos poco a poco; com los rayos del sol, luminosos y brillantes, colándose por las ventanas para acariciarnos, pelo, cara y manos a sentir el sobresalto del inquietante sonido del despertador. Dichosa alarma estridente, que me saca de ese bonito sueño reparador e insiste para que me ponga en pie. Empezar un nuevo día, en la jungla del asfalto. Se acabaron los paseos por la orillita del mar azul, celeste y turquesa. El salitre en la piel, el olor a pino, a romero, a brisas y espuma en mis pestañas. Adoro esa sensación. Y la añoro mientras tomo un taza de café y saboreo el sabor amargo en mi boca, justo antes de cerrar la puerta y empezar la odisea: llevar a Lucy Love con los abuelos, ser creativa y productiva en la oficina, luego ir a comprar la cena, recoger a la pequeña, ir al parque y volver a casa para seguir otro rato de juego y luego bañarla. Y al fin tumbarme en el sofá (esperando que me trague) con los pies en alto y la mirada perdida en el cubo de ropa que espera ser guardada, en algún momento que no encuentro. Por suerte, llega Mr Kitt dispuesto a preparar la cena.  El guerrero regresa después de una odisea de quehaceres y  trayectos a pie, metro y tren. A veces me da la sensación que trabaja en Marte, Venus o Plutón. Nos damos un permiso para romper normas. Hoy pasta fresca de esa que se cuece en tres minutos para que quede al dente. Con una salsa preparada que nos sabe a gloria. 

11326474_1574316156166906_410470793_n

11015503_1379641552358154_1932768855_n

Quizás en alguna otra vida tendré tiempo suficiente para crear obras culinarias tan deliciosas y originales como las que prepara Samantha Lee a sus hijas.  Esta mami inquieta es una fuente de inspiración. Vamos yo alucino con sus platos. Empezó a crearlos por el 2008 para que su hija mayor de dos añitos comiera bien y sola porque hasta entonces comía muy lenta y muy poquito. Supongo que consiguió su objetivo.

Me imagino la cara de la niña ahora cuándo su madre le dice que se siente a la mesa. No debe tardar ni un segundo. En cambio ella asegura que tarda unas dos horas en crear y diseñar estas pequeñas historias y cuentos infantiles. Seguro que en esa familia nadie ha escuchado aquello de “con la comida no se juega” y debe ser un festival y una diversión que te inviten a cenar o merendar en su casa. Y una tragedia que vengan a la tuya. Bromas a parte me ha encantado ver a Mi vecino Totoro versión sándwich o a Ojito Saltón deshaciéndose en una fantástica crema de verduras. En serio si tu hijo no come échale un vistazo a su web o cuenta de Instgram y  sorpréndele con un retrato de Batman hecho con arroz. A ver si te dice que no quiere probarlo.Y luego me lo cuentas….

11375766_932466113514645_1850320159_n

11417497_1612403375682168_1746965654_n11084650_898316406857627_542424433_n10725038_980691518624123_2079175697_n10499111_478051735663110_1457017718_n1173012_402031569925902_1920717405_n 10499102_748538051876612_2029433594_n 10617084_1482426198680901_141089089_n 10802771_1551938395020565_923388877_n 11032931_737497873016060_202029743_n  11191454_1430370843935154_1789236837_n

Y aquí os dejo la foto de esta super mami!

https://www.facebook.com/iamleesamantha

http://www.leesamantha.com/

10955187_805748496146945_257320029_n

 

About

Leave a Comment