Madres

1 marzo, 2015
by wonderblog

report02_20Ser madre es el mayor regalo que me ha dado la vida. También una gran responsabilidad. Ejerzo la maternidad a tiempo completo, pues es mi verdadera vocación. Incluso cuando no estoy con Lucía pienso en ella. A todas horas. Me fascina ver como va aprendiendo. A pasos agigantados. Al principio creciendo en mi vientre, después en mi regazo. Ahora a mi lado. Es mi pequeña maestra. Me ayuda a plantearme qué puedo hacer para ser mejor mamá. A luchar por darle todo lo que necesita para crecer libre y feliz. Siempre digo que en nuestro caso más que pediatras, libros o consejos de familiares nos ha guiado nuestra intuición y el sentido común. Creo que a las madres nos va bien cuando escuchamos esa voz interior que nos guia por el camino a seguir. El propio. Cada familia deber educar y criar según sus valores y principios. Yo también he juzgado a veces. Y lo digo con la boca pequeña porque a mi tampoco no me gusta que me cuestionen. Me pone de los nervios, que critiquen que siga practicando la lactancia prolongada. O el colecho. Así que desde aquí, lanzo un llamamiento a todas las madres que me estén leyendo a hacer lo que les de la gana. Pese a quien le pese. Pues al final, sólo tendremos que rendir cuentas con nosotras mismas. Es que me entristece ver a madres angustiadas por no haber dado el pecho. A madres torturadas con la búsqueda del colegio perfecto. Mujeres tan preocupadas por seguir el manual de buenas intenciones que no disfrutan de la experiencia más gratificante que da la vida; la maternidad. Creo de verdad que lo único que importa es que sientan nuestra piel contra la suya, que juguemos con ellos todos los días,
que les arropemos cada noche, que les hablemos mucho y con suavidad. Sin etiquetarlos, sin dañarlos con nuestras frustraciones y rabias. Tan sólo demostrar que les amamos. Constantemente. Y disfrutar de sus progresos. Y apoyarles en sus fracasos. Tomarles de la mano y caminar juntos.

Las fotografías que he utilizado las encontré en un reportaje sobre maternidad de Monicka Bereżecka y Monika Redzisz:con madres, hijas y nietas con estilo de vida, edad y clase social diverso. Se publicó hace ya un tiempo pero a mi me fascina la fuerza que desprenden las mujeres en los retratos. Todas aparecen en ropa interior, en sus casas. Adjunto el link, vale la pena dedicarle un tiempo.

http://periodismohumano.com/mujer/madres.html

About

Leave a Comment